jueves, noviembre 28, 2013

Asian Dub Fundation



Originarios de Londres, esta banda se formó en una escuela para jóvenes de raíces asiáticas (de ahí el nombre) con la intención de participar en un concierto en contra del racismo, y fue a partir de ahí, en 1993 como dan por concretado el proyecto que hoy les vengo a presentar. Una mezcla de dub con drum and bass, trip hop con música tradicional indú y raggamuffin. 

Con 12 discos en la espalda, esta banda londinense presentó el año pasado (2012) su treceava producción llamada “The Signal And The Noise” el cual dejo hoy aquí para su valoración.

                                                           Mediafire             Dropbox

@baggiokemchs

jueves, noviembre 21, 2013

Santiago Downbeat

A veces creo que subestimamos la música chilena, por poner más atención al otro lado de la cordillera, ahí en donde está La Pampa, el río de La Plata y la Patagonia.

Declaro sin recato mi gusto por la música que tiene que ver con el Jazz de Big Band, el Swing y en particular el Ska Jazz que ha aderezado bastantes días pesados en mi oficina y se ha convertido en un consentido. 

En mi eterna búsqueda de material que tenga que ver con estos ritmos, me topé con Santiago Downbeat, nombre que toman tanto de la ciudad de origen, como de la dinámica de dirigir orquestas, donde el downbeat es la marca del director para arrancar o para iniciar un compás. Supongo.

Qué feliz coincidencia. Arreglos de primer nivel, dos o tres canciones con una voz femenina que cautiva y los metales propios de un Ska Jazz de tanta calidad que hasta se dieron el lujo de meter una especie de danzón que también me gustó y dos versiones de I'm still in love with you que solas hacen que valga la pena el disco.

Este gran material salió el año pasado, es homónimo (es decir: se llama Santiago Downbeat) y está a sus órdenes.

4SHARED - ZIPPYSHARE - DROPBOX
--I.--


miércoles, noviembre 20, 2013

Billie Joe Armstrong y Norah Jones

¿Quien lo iba a pensar?

Creo que en mis sueños más violentos había previsto una dupla como la que les presento.

Él, un pequeño de menos de 1.70 metros, líder de una de las bandas más reconocidas a nivel mundial, y unos cuantos proyectos alternos de cierta fama; creador de ritmos, ganchos y modas. Su lugar en la historia de la música y en el salón de la fama de Cleveland está asegurado.

Ella, con una voz muy gentil y virtuosa hasta las pestañas. Canta, escribe, toca varios instrumentos y actúa; hija del gran Ravi Shankar, aunque este atributo es el menos conocido de esta belleza; en su caso, el jazz, el soul y el blues son las armas que blande en busca de la trascendencia.

Entre los dos suman una pléyade de premios y laureles en forma de discos de metales preciosos. Y la lógica más elemental impedía verlos colaborando en un disco. Agua y aceite, hagan ustedes de cuenta.

El infierno se congela: No sólo editan un disco completo, sino que le hacen rindiendo tributo a la música tradicional del sur de Estados Unidos y a un clásico de los Everly Brothers, de ahí el nombre del disco Foreverly.

¿De verdad es tan bueno el disco? Dos o tres canciones con la cadencia del country, otras tantas con ímpetu blusero y las restantes llenas de melancolía redneck que suena como a vieja canción de cuna que quizá no sea del agrado de la mayoría, eso.

Sin embargo, vale la pena escuchar a dos personajes que, haciendo lo que les gusta, les dio por compartir algunas piezas del repertorio que permanecían guardadas en el baúl de los recuerdos.