lunes, septiembre 24, 2012

SOLEDAD.

Y otro tema de los más socorridos por los artistas a lo largo de la historia. Se han escrito poemas, fábulas, metáforas, cuentos y obras de teatro; se han pintado cuadros y colecciones completas bajo esta temática;  se han elaborado esculturas y se le ha cantado mucho y con amargura a la soledad.

¿Qué es la soledad? Dice el diccionario que se trata de una carencia o un aislamiento. Algo que definitivamente produce sufrimiento; un mal que denominan los medios "de la época", pero que a menudo es confundido con "privacidad" y que se relaciona directamente con la nostalgia y la melancolía.

Pero hay quien considera a este sentimiento, estar solo, como una necesidad e inclusive un lujo, dadas las dimensiones de ciudades como la que vivo.

Por definición, estar solo es estar contigo mismo, no hay connotaciones negativas en el término, no es la ausencia de gente con quien compartir. Aquí el verdadero reto consiste en sacarle provecho a esos momentos verdaderamente íntimos y que no produzcan sufrimiento alguno, o ¿por qué no? rendirse a el, apreciar y disfrutar esa pequeña dosis de tristeza que es parte de la pimienta de la vida.

Ahora bien, como evidentemente este espacio no es el idóneo para ponerme a recomendarles métodos, dinámicas y rutinas para aliviar el sufrimiento y disfrutar de su soledad, mi contribución se reduce a recomendar un par de discos nuevecitos, que después de escucharlos, me apetecen mucho más en soledad.


DLD -  PRIMARIO

Honestamente me gusta esta banda. Me gustan sus discos y el par de ocasiones que los he visto en vivo me han dejado satisfecho.

La voz es su principal activo y lo saben bien, continúan esas armonías vocales que ya les hemos escuchado aderezadas con su segundo atractivo que son las letras y no llegan a aburrir; hay canciones bastante pegadoras, de esas que se me antoja cantar a todo pulmón, pero en soledad.

Nada nuevo, pero puedo asegurar que este disco será uno de los más evaluados en este, su hogar.


Dale aquí o en la imagen.


MUMFORD & SONS - BABEL.

Igual que el anterior disco, mucho banjo y mucha voz, pero igual me gustó. Dos o tres baladitas sabrosísimas y disfrutables. 

Debido al éxito del disco anterior, y a tres años de su lanzamiento, este, sin duda es otro de los discos más esperados del año.



Dale aquí o en la imagen.

Música que pretendo escuchen, como yo lo hice, en soledad, que ayuden a caer en la cuenta de que nada es para siempre y que sin juzgar y sin apegos, todo pasa.

--Iván--


1 comentario:

Skarlett Abad dijo...

La liga de DLD esta rota :(

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...